¿En qué tienes que formarte? ¿Con quién tienes que dialogar para recibir y dar retroalimentación? ¿Cómo aprender a través del trabajo del día a día? Si quieres sacar el máximo provecho a la hora de aprender, la teoría flow puede ayudarte a optimizar tu aprendizaje.

Comencemos por definir que es la Teoría Flow

¿Qué es la teoría flow?

La experiencia óptima, también conocida como teoría de flow (teoría del flujo) es “un estado en el que la persona se encuentra completamente absorta en una actividad para su propio placer y disfrute, durante la cual el tiempo vuela y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unas a otras sin pausa” Dr. en psicología, Mihaly Csikszentmihalyi.

Para muchos, la ansiedad y la falta de motivación son factores que recae el aprendizaje. Por un lado se puede presentar la ansiedad, cuando se considera que se está perdiendo el tiempo porque no se logran los objetivos deseados. Por otro lado, cuando no se siente lo suficiente divertido o motivante a la hora de aprender.

El término Flow es el intermedio entre la ansiedad y el aburrimiento, es decir entrar en un estado de flujo para optimizar nuestro aprendizaje.

¿Cómo entrar en un estado de flujo?

A la hora de aprender.

La modificación es algo importante también en el desarrollo de nuestras habilidades y objetivos. Cuando diseñamos experiencias de aprendizaje siempre tenemos que tratar de evitar los dos extremos que no funcionan. (Ansiedad – Aburrimiento)

Ansiedad – Flujo (flow) – Aburrimiento

Para entrar a un estado de flujo o bien poner en práctica la teoría del flow es necesario centrarse en la fórmula 70 20 10.

¿Cómo aprenden los seres humanos en especial los adultos en el entorno laboral?

  • 10% – Formación (Videos, Libros, ejercicios)
  • 20% – Aprender con otros (Dialogo como proceso de aprendizaje)
  • 70% – Acción (Ensayo y error) Coach, Mentoring, Terapia.

Otra forma es capitalizar antes los errores y los aprendizajes a través de los aciertos, y evitando ciertos errores para mejor los resultados.